Test puños y calcetines Rifyl

Test puños y calcetines Rifyl

En esta ocasión vamos a probar unos puños. La gente super maja de Rifyl nos dijo “os enviamos unos puños para que los probéis y nos digáis que os parecen”. (Si todavía no conocías a Rifyl simplemente decirte que es una joven empresa de Albacete que está haciendo las cosas muy muy bien.)

Unos días después llegaban esos puños con un extra… unos calcetines muy molones.

Así que el primer finde que tuvimos ocasión nos pusimos a ello, ¡corriendo a montar esos puños y a darles caña!.

Los puños y calcetines Rifyl que recibimos

Los puños y calcetines Rifyl que recibimos

LOS PUÑOS

Tras abrir el sobre lo primero que vimos son los puños en un cartón-embalaje sencillo pero efectivo y apañadete, que contiene tanto los puños como los tapones de los mismos y las instrucciones para montarlos.

En nuestro embalaje vemos una pegatina que reza “Comfy”, nos pica la curiosidad, y entramos a su web a iformarnos sobre que es “Comfy” y descrubrimos que hay dos “variantes” de los puños, la Comfy (que es la nuestra) que cuenta con un diámetro de 32mm y la Race, que cuenta con un diámetro más fino de 30,5mm (por supuesto estamos hablando de diámetro exterior, de grosor del puño, ya que el interior es el estándar y apto para cualquier manillar).

Pensamos… “mola, más mulliditos estarán” y nos disponemos a montarlos.

Sacamos del embalaje nuestros puños verde fosforito (hay muchos colores, incluyendo el negro)  y al tocarlos bien y manosearlos, la primera sensación es de “¿esto qué es?”, tienen un tacto algo “gelatinoso”.

Uno de los puños, por accidente nos cae al suelo (estamos en el exterior) y algunas partículas de tierra y pinocha quedan adheridas a él. Pensamos “uy uy uyyyyyyyyyy, esto va estar siempre con “cosas” pegadas”.

La apariencia de los puños, así en la mano, de entrada, tampoco es la más “molona” que hemos visto.  A primera vista son unos simples cilindros de goma totalmente lisa, sin detalles, ni relieves en forma de calavera tipo “malote”, ni dibujos ni farandolas de ninguna clase.

Retiramos los puños actuales (pensando, “creo que estos puños fosforito van a durar poco tiempo puestos en mi bici…”)  y siguiendo las instrucciones de montaje del cartón mojamos con alochol tanto los puños por dentro como la parte del manillar en la que los vamos a colocar.

Con algo de esfuerzo, pero sin problemas mayores entran.  Colocamos los tapones con el logo de Rifyl en su lateral y… listo.

Detalle del puño colocado con su tapón

Detalle del puño colocado con su tapón

 

¡ Ehhhhhhh, esto cambia! una vez puestos … ¡NO QUEDAN NADA MAL, molan!

Una vez puestos los puños Rifyl quedan mucho más bonitos que en el embalaje

Una vez puestos los puños Rifyl quedan mucho más bonitos que en el embalaje

LOS CALCETINES

Ya tenemos los puños colocados, ahora sacamos los calcetines de su fundita de plástico y … chulos, chulos!, están guapos.

Se trata de unos calcetines de caña alta.  En nuestro caso el modelo es el Rifyl Blue (en su web cuentan con  9 diseños distintos) y se ve bastante más bonito en las manos que en las imágenes que hemos visto en la web. En nuestro diseño destaca el puño rojo de su logotipo sobre un fondo azul “pastel” y queda bastante “guay” para nuestro gusto.

Parecen muy bien trabajados, con zonas reforzadas en puntera y talón e incluso el detallito de una R y una L para indicar qué calcetín va en cada pié (entendemos por lo tanto que el diseño tiene en cuenta cada pie por separado, de ahí quizá que ajusten tan bien) .

Sus costuras planas son como si no existiesen y por supuesto están compuestos de nylon y poliéster, de forma que te aseguras de que te librarás de la humedad de los pies provocada por el sudor.

Nos los ponemos y ajustan como un guante (yo calzo un 42 y parece ser que solo existe talla única del 41 al 45). Destacaríamos que se ajustan perfectamente y al mismo tiempo no notas ninguna presión en la pierna (no tienen elástico) y eso mola mucho.

Calcetines Rifyl modelo RIFYL Blue

Calcetines Rifyl modelo RIFYL Blue en mis piernas peludas.

 

LA PRUEBA de LOS PUÑOS

Ya solo nos queda salir a probar los puños y los calcetines y ver qué tal se comportan, así que calcetines a los pies, manos a los puños y a dar pedales, ¡hoy voy a ser el tipo más molón del pelotón!

Normalmente nos gustan las rutas con buena parte de sendero, algo técnicas y divertidas, lo que se viene llamando rutas “endureras” (tampoco es que seamos mega-pros del enduro ni mucho menos eh!, pero sí que nos gustan esas rutas con picantillo tanto para arriba como para abajo), así que para la ocasión decidimos elegir una ruta con subidas de esas de agarrar y tirar del manillar hasta que el pobre manubrio grita de dolor y bajadas de las que cuando terminas el cuerpo sigue dando saltitos él solo como si bajases de cualquier atracción diabólica de la feria.

Que guapos estamos con nuestros puños y calcetines Rifyl!!!!

Que guapos estamos con nuestros puños y calcetines Rifyl!!!!

Sin más dilaciones vamos allá.

Lo primero que notamos rodando tranquilamente hasta el inicio de la ruta es que los puños parecen realmente cómodos, el tacto es difícil de describir, es como “firme y mullido al mismo tiempo” y al contrario de lo que podía parecer por la ausencia de relieves o dibujos en su superficie, el agarre es muy bueno.

Llegamos a los primeros senderos de gran pendiente, de esos que te hacen poner el pompis en la punta del sillín, apretar bien los dientes y tirar de brazos al tiempo que las piernas luchan por girar el plato pequeño sin que se levante la rueda delantera de la bici y… perfecto, el grip es muy bueno, la mano no desliza para nada.

El puño, a pesar de no tener tornillos como los tan de moda puños lock on, no ha rotado ni se ha desplazado un ápice y lo mejor de todo, son MUY MUY CÓMODOS, esa ausencia de dibujos y relieves que de entrada parecía extraña se agradece en la palma de las manos, por fin creemos que vamos a dejar de tener callos, ¡no nos lo podemos creer!.

Seguimos subiendo, una senda, otra, un tramo de pista, de nuevo un sendero, ahora una pared… y perfecto, la verdad es que se han portado de maravilla, muy cómodos  y con UN AGARRE BUENÍSIMO.

Los puños no se han movido ni un ápice, agarran de maravilla y son muy cómodos

Los puños no se han movido ni un ápice, agarran de maravilla y son muy cómodos

Ahora toca bajar, y tal y como se han portado subiendo no tenemos ninguna duda de que van a ser super-cómodos bajando. Y así es.

Durante la bajada tuvimos de todo, mucho sendero roto y pedregoso, roca pura, sendas rápidas de esas con flow… y de maravilla, realmente son cómodos y volvemos a sentir esa sensación de “mullidos, pero firmes”, algo contradictoria pero que realmente es así y ABSORBEN LAS VIBRACIONES DE MARAVILLA.

Al igual que subiendo, los puños han permanecido totalmente en su sitio, sin desplazarse una micra ni rotar lo más mínimo sobre el manillar y lo más importante, nuestras manos tampoco resbalan  sobre ellos.

EL COMPORTAMIENTO ES DE 10.

(Ah!, y pese al miedo inicial por ese tacto algo “pegajoso”, no, no quedan sucios ni con partículas de tierra ni nada pegado sobre su superficie, de hecho al llegar están perfectos y  tras la “ducha” a la bici quedan como recién estrenados.)

 

LA PRUEBA de LOS CALCETINES

Tal y como parecía ser, los calcetines son MUY CÓMODOS,  son SUAVES y no notas que los llevas ya que NO PRESIONAN para nada la pierna . Cuando nos los quitamos no había la mínima marca de elástico ni nada por el estilo.

Calcetines Rifyl

Calcetines Rifyl

Y son bonitos, un compi de ruta nos ha dicho, ¡eh, molan esos calcetines!.

Ahora bien, aunque la nota de comodidad es muy muy buena tenemos “UN PERO”, parecen poco resistentes a la abrasión y los enganchones con la maleza que suele haber junto a los senderos estrechos, ya que a nuestra vuelta, aunque se mantenían perfectamente en su sitio sin bajarse… si que presentaban algunos enganchones y desperfectos que no hemos sufrido en otro tipo de calcetines (eso si, tened en cuenta que a veces somos algo burros en nuestras rutas y , como en este caso, nos metemos por algunos senderos por los que apenas caben las ruedas de la bici, cosa que hace que estén muy expuestos a los roces con la maleza, los arbustos y los pinchos del camino por lo que podemos tildar de normal que sufran un poco de más.).

El único "pero" es que no son muy resistentes a los enganchones y rozaduras con la maleza

El único “pero” es que no son muy resistentes a los enganchones y rozaduras con la maleza.

CONCLUSIONES

LOS PUÑOS

Nos han encantado.

  • Tienen un agarre perfecto
  • Son muy cómodos, absorben muy bien las vibraciones, al menos el modelo Comfy.
  • Recomendables al 100%
  • Al principio dudábamos pero se quedan en nuestra bici para sustituir a los originales.

 

OS LOS ACONSEJAMOS AL 100%

Según la web de Rifyl las características oficiales del producto son:

  • Fabricados con RPC, polímero sintético que garantiza la durabilidad.
  • Universal, válido para cualquier tipo de manillar en el mercado.
  • Protección UV-400, no pierden el color con la luz del sol.
  • Largo: 130mm
  • Diámetro: 32mm, mayor grosor para aportar mayor comodidad.

 

El pack incluye:

1x Pareja de puños RIFYL
2x Tapones
Pecio: 19,95€

LOS CALCETINES

No están nada mal pero con un “pero”.

  • Son muy cómodos, no marcan la pierna.
  • No se deslizan y ajustan muy bien al pié.
  • Evacúan muy bien la humedad
  • Son originales y bonitos (hay muchos diseños diferentes), aunque esto es subjetivo.
  • El único pero, su poca resistencia a enganchones y rozaduras con la maleza.

 

Os los aconsejamos SI SOIS CILISTAS DE CARRETERA O PISTEROS. Si como en nuestro caso os gustan las sendas y los caminos estrechos con algún porteo por el monte muchas veces entre la maleza, es posible que se os estropeen pronto.

 

Según la webo oficial las características del producto son:

  • Fabricados con una fibra en base Spandex, Nylon y Poliester.
  • Diseñados para mantener el pie seco y evitar rozaduras.
  • Zonas de refuerzo en puntera y talón.
  • Diseño específico para pie izquierdo y derecho, que proporciona un ajuste perfecto.
  • Caña alta ajustada
  • Costura plana para evitar rozaduras.
  • Impresión digital
  • Aptos para Running y Ciclismo.
  • Talla única, válidos desde 41 hasta 45.

Precio: 15,95€

 

Nota sobre los precios: comercializan un pack puños + calcetines por 31,95€, con lo que si te interesan ambos productos te ahorras 4 euretes, que siempre viene bien.

Sobre Rifyl

Es una empresa española con sede en Albacete que destaca especialmente por los puños para bicicleta de montaña que fabrica.

En su web además también puedes encontrar calcetines, gorras y bidones de agua.

Su sitio web es https://rifyl.es y en él puedes ver y adquirir todos sus productos.


Rider: Gabi

Fotos por: Germán Linares Photography 

Compartelo si te ha gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos

Nuestas camisetas!

Camisetas ciclismo y senderismo

Mira!

Webs amigas sobre naturaleza

Webs amigas sobre senderismo

No te pierdas…

Facebook

Likebox Slider Pro for WordPress