Sierra de Espina – La hermana secreta de Enduroland

Sierra de Espina – La hermana secreta de Enduroland

En esta ocasión vamos a realizar una ruta de MTB por (para nosotros) la desconocida Sierra de Espina en la comarca del Alto Mijares de Castellón, una sierra que nos ha sorprendido gratamente y por la que hemos disfrutado a lo grande en esta ruta en modo aventurilla.

La hemos apodado “La hermana secreta de Enduroland” porque nos parece que es una zona cercana, muy poco conocida y con una características muy similares tanto paisajísticamente como en lo relativo a las sendas que encontramos a esa magnífica zona llamada Enduroland a caballo entre Castellón y Teruel.

“Dibujamos la ruta”, como en otras ocasiones, a colación de una foto que vimos en Internet de una espectacular cueva llamada “Cueva de la Cerdaña”. Al verla pensé “Tengo que ir ahí”.

Busqué info en Internet y solo veía rutas de senderismo pero había algun track de mtb por los alrededores así que con unos y otros y algo de Base Camp… salió la ruta que os vamos a contar, una ruta de esas a las que prefieres ir solo la primera vez por si la cosa sale rana y tus amigos dejan de hablarte, empiezan a insultarte o algo peor, te tiran por algún barranco y te roban la bici como venganza.

Así que con esas, llegó el día que tenía planeada realizar la ruta. Fué un día de esos que todo empieza con dudas y acaba fenomenal, pasando de un “uff tal y como está el tiempo casi mejor no salgo….” a un “bueno va, vamos allá que el  agua no mata…” y disfrutar de un día de esos de niebla y frescor en los que descubres una nueva zona en solitarios y se acaba convirtiendo en casi mágico sobre todo con el regalo final de la Cueva de la Credaña.

Es una ruta de pocos kilómetros, pero no te dejes engañar, es dura y al menos se te irán 4 horitas seguro.

Vamos allá.

 

PUNTO DE INICIO.

 

Partimos de Pina de Montalgrao, un pequeño pueblito de la comarca del Alto Palancia de Castellón al Este de Barracas y cerca de Montanejos.

Aparcamos en una zona habilitada para tal efecto a la salida del pueblo concretamente en estas coordenadas de Google:

40.01737348773758, -0.6529210741241714

 

LA RUTA

TRAMO I: PINA DE MONTALGRAO – VILLANUEVA DE VIVER

Punto de inicio de la Ruta en Pina de Montalgrao

Punto de inicio de la Ruta en Pina de Montalgrao

Salimos de Pina de Montalgrao por el oeste de la población para rápidamente tomar una senda muy chula que y fácil de pedalear que nos va ascendiendo poco a poco para desembocar en unos 700 metros en una pista ancha de tierra conocida como Camino del Rodeno.

Estaremos atentos, ya que en apenas 450 metros abandonaremos la pista para tomar la primera senda del día, que por nuestra izquierda con buena pendiente nos baja en poco más de 600 metros a las inmediaciones de la Fuente de la Ceja Redonda.

Subida por el Barranco del Ballestero

Subida por el Barranco del Ballestero

Desde aquí comenzaremos una subida por pista entre un precioso bosque de pinos de aproximádamente 2,5 Km por el barranco del Ballestero hasta llegar casi hasta un cruce de caminos por el que pasaremos más tarde  pero donde nos fijaremos bien para no pasarnos, ya que un poco antes del cruce tomaremos una senda por nuestra izquierda “Senda de las Rozas”, que nos obligará casi a girar 180º.

Inicio de la Senda de las Rozas

Inicio de la Senda de las Rozas

La senda que nos bajará a Villanueva de Viver. Van a ser aproximádamente 2,5Km de bajada ininterrumpida la mar de chulos.

Es una senda rápida, sin dificultad técnica (esto siempre es relativo y dependerá de lo habituado que esté cada uno a este tipo de trazados) que nos baja a toda velocidad dibujando curvas hasta una pista de tierra ancha que nos lleva hasta la Fuente de San Roque unos 250m más tarde.

Camino desde la Fuente de San Roque a Villanueva de Vivier

Camino desde la Fuente de San Roque a Villanueva de Vivier

Yeah! ahora si que comenzamos a sonreir :D, una chulada esa bajada.

La fuente por desgracia no tiene agua. Hacemos un pequeño descansito y por un camino cementado llegamos rápidamente a Villanueva de Viver.

TRAMO II: VILLANUEVA DE VIVER – ALTO DE PINA

Pedaleamos un poquito callejeando el pueblo para verlo y finalmente salimos a la carretera asfaltada CV 2071 por la que pedalearemos poco más de 1 Km en dirección este.

Villanueva de Vivier

Villanueva de Vivier

Llegada esa distancia la abandonaremos por nuestra derecha tomando una pista de tierra llamada Camino del Cerezal.

Vamos a afrontar la parte más dura de la ruta, ya que en los proximos 8 Km vamos a superar más unos 600m de desnivel positivo.

Durante los primeros 3,5 Km vamos a ir subiendo sin pausa junto al Barranco del Majano. Es una subida dura pero lo bonito del paisaje nos ayuda a llevarla mejor.

Barranco del Majano

Barranco del Majano

Rodados esos 3,5 Km llegamos al cruce que vimos anteriormente en cuya cercanía tomamos la «Senda de las Rozas” y elegimos el camino de la izquierda para subir hacia el Cerro del Lobo.

Debemos estar atentos, ya que apenas 250 m tras coger la pista debemos desviarnos por nuestra izquierda tomando una senda poco visible  PR-CV 63.3  que abandonaremos rápidamente de nuevo (apenas 150 m más tarde) para tomar otra senda muy poco marcada que de nuevo por nuestra izquierda que nos llevará, bordeando el Cerro del Lobo hasta la cima de la Pieza Limpia a 1.200 m de altura.

Senda hacia el Cerro del Lobo

Senda hacia el Cerro del Lobo

Desde aquí tras una pequeña y divertida bajada con algun tramo más técnico cogemos una pista de tierra ancha (Camino de Montán)

Aquí vamos a tener que apretar bien las piernas. Van a ser 3 Km sin descanso por una pista de tierra con una pendiente media del 10% hasta llegar al Alto de Pina y la Ermita de Santa Bárbara ya a 1.405m de altitud.

Ermita de Santa Bárbara (1.405m)

Ermita de Santa Bárbara (1.405m)

La subida es durita y la niebla nos va quitando visibilidad llegando un momento en el que no vemos más allá de 5 metros delante de nosotros, de manera que la falta de referencias todavía hace que parezca más dura, pero el ambiente es fantástico y la disfrutamos a lo grande pensando en el bocata que nos vamos a comer al llegar arriba.

Finalmente llegamos a la Ermita de Santa Bárbara, la visitamos, subimos al vértice geodésico del Alto de Pina junto a la caseta de vigilancia forestal (imposible disfrutar de las vistas por la niebla) y ¡Wroooooooooooom! comienza a llover intensamente.

 

Magnífica senda

Magnífica senda

Junto a la ermita tenemos una pequeña caseta con un pozo en el interior en la que nos refugiamos y disfrutamos de la lluvia mientras damos buena cuenta del bocata.

Aprovechamos para descansar un poquito y pillar aliento antes de la “bajada del día”.

TRAMO III: ALTO DE PINA – CAMINO DE LA CERDAÑA

Regresamos a la pista por la que hemos subido y de inmediato cogemos una senda “Senda del Solano” que es mucho más picante que las anteriores.

Es una senda de esas reviradas, con alguna curva tan cerrada que no conseguimos hacer sin descabalgar y una pendiente muy pronunciada a la que hay que unir un firme pedregoso, especialmente al principio que hace que aunque solo tenga 1Km de longitud tengas que estar atento al 100%… chulada de senda.

Finalmente desemboca en el Camino del Solano, una pista ancha que a gran velocidad nos baja hasta un cruce en el que tomaremos la pista de nuestra izquierda (Camino de Montán) que no es ni más ni menos que el mismo camino por el que ascendimos duramente antes al Alto de Pina, pero no os asustéis, ahora solo subiremos unos 500 metros para abandonar la pista por nuestra derecha y tomar una senda bastante escondida cuyo inicio nos cuesta encontrar por las tareas de mantenimiento de la pista principal conocida como el Paso de los Majanos.

Magnífica senda

Magnífica senda

Serán unos 600 metros de una senda muy chula y divertida que entre el bosque nos lleva al Camino de la Marina.

Primero pedalearemos por esta pista unos 1,2 Km aprox. para más tarde tomar la pista de El Camino de la Cerdaña y hacer lo mismo durante otros 2Km.

Corral abandonado en el inicio del Camino de la Marina

Corral abandonado en el inicio del Camino de la Marina

Llega un momento que pasamos junto a unos grandes molinos de viento y un corral abandonado en ruinas. Aquí si lo deseamos podemos abandonar la pista por la senda de la derecha para volver al punto de origen y finalizar la ruta pero os aconsejamos que no lo hagáis y no os perdáis el segundo plato fuerte del día: La cueva de la Cerdaña.

TRAMO IV: LA CUEVA DE LA CERDAÑA

Para llegar a ella seguiremos por la pista del Camino de la Cerdaña durante unos 800 metros hasta que la pista deja de serlo y se convierte primero en un camino con dos roderas y más tarde en una senda estrecha y preciosa.

Va a ser un tramo de ida y vuelta, algo rompepiernas a estas alturas pero realmente espectacular incluso a pesar de la escasa visibilidad que tenemos por la niebla.

La senda va pegada a unas grandes paredes de roca a la derecha y lo que parece ser (porque no vemos) un profundo barranco a la izquierda. En continuo sube-baja vamos disfrutando de la misma hasta que nos toca empujar la bici unos últimos metros sobre el firme rocoso hasta llegar al indicador de la cueva.

Entrada a la Cueva de la Cerdaña

Entrada a la Cueva de la Cerdaña

Hay tanta niebla que vemos el indicador pero nos cuesta encontrar la entrada a la cueva.

Por fin la vemos, la entrada a la cueva es pequeña, y comenzamos a bajar y woaaaaaaaaaaaaaaah, es brutal.

Entrada a la Cueva de la Cerdaña

Entrada a la Cueva de la Cerdaña

Entre dos rocas llegamos a la entrada y vemos la enorme cavidad dividida por una gran columna en su centro que va desde el suelo hasta el techo, pocas veces hemos visto alguna tan grande.

 

 

Cueva de la Cerdaña

Cueva de la Cerdaña

Bajamos al interior y la imagen es espectacular, hay otra gran abertura por la que entra la luz atravesando la niebla y crea un ambiente totalmente mágico-terrorífico, impresionante.

Pateamos la cueva observando todos los rincones (os aconsejamos llevar linterna para bajar a la parte más profunda), la verdad es que es enorme. Al bajar iremos con mucho cuidado, ya que el suelo (al menos este día) está extremadamente resbaladizo y una caída puede hacernos bastante daño.

Cueva de la Cerdaña

Cueva de la Cerdaña

Finalizada la visita, salimos con un sonrisón de escándalo, deshacemos el tramo de senda hasta la pista del Camino de la Cerdaña, desde allí deshacemos camino hasta los molinos y el corral abandonado y tomamos la senda (Camino del Cierzo) por la que os decíamos que podíais “abortar ruta” si no queríais visitar la cueva.

Es un tramo de senda rápida y divertida, sin dificultad que nos lleva prácticamente hasta el punto de inicio de la ruta en Pina de Montalgrao.

Una ruta espectacular que nos ha encantado sin esperarlo.

Ahora tenemos pendiente repetirla sin niebla para disfrutar al 100% de los paisajes que nos ofrece la zona.

DESCARGA EL TRACK EN GPX: Sierra-de-espina

O descargalo de nuestra cuenta de Wikiloc: Track de la ruta

VÍDEO DE LA RUTA

FOTOS DE LA RUTA

 

Compartelo si te ha gustado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FICHA DE LA RUTA




Dificultad técnica: media/dificil
Dificultad física: dificil
Distancia: 33 km
Desnivel positivo: 1.150 m
Tiempo aproximado: 4,5 horas
Tipo de firme: 60% pista, 40% senda

Suscríbete a nuestro canal

Síguenos

¡Ayúdanos a mantener la web!

¿Te han gustado nuestras rutas?

¿Te han servido para pasar un buen día?

Venga, estirate, haznos un pequeño donativo de la cantidad que quieras y ayúdanos a seguir manteniento la web. ¡GRACIAS!

Nuestas camisetas!

Camisetas ciclismo y senderismo

Mira!

No te pierdas…

Webs amigas que te pueden gustar

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad