Los Charcos de Quesa y el Abrigo de Voro

Los Charcos de Quesa y el Abrigo de Voro

En esta ocasión nos vamos a Quesa, un pueblecito ubicado en la comarca de la Canal de Navarrés en la provincia de Valencia.

Aunque la ruta que os presentamos es ideal para hacer en épocas de calor por la posibilidad de baño que ofrece nosotros preferimos hacerla en otros momentos para disfrutar en soledad del formidable entorno por el que transcurre.

Es una ruta mediana/larga en kilómetros pero no contempla dificultad técnica o física notable más que en algún tramo ir buscando el mejor paso para cada uno de nosotros.

No se puede realizar con carritos de bebé y por su longitud, si la hacemos con niños deben estar bien acostumbrados a caminar.

Paisajísticamente la zona más bonita la encontramos al inicio de la ruta, donde disfrutaremos de 4 pozas formadas por el Rio Grande, todas ellas preciosas y muy variopintas: Charco de la Horteta (que nosotros vimos al final por como empezamos la ruta), Charco de las Fuentes, la Bañera y el Charco del Chorro. En todas ellas se permite el baño.

NOTA: en épocas estivales o de más afluencia se debe pagar una “ecotasa” para acceder al paraje que consiste en 1€ por persona y 2€ por vehículo.

Si la haces en época de calor te aconsejamos hacerla en sentido inverso a como te la presentamos así podrás darte el chapuzón a final de ruta para refrescarte ;).

Vamos allá.

PUNTO DE INICIO

Quesa se encuentra a unos 80Km de Valencia (que es desde donde partimos nosotros).

Para llegar al punto de inicio nos dirigiremos por la A7 hasta la salida 396, donde tomaremos la CV-590 en dirección Estubeny/Rotglà i Corberà/Llanera de Ranes.

Desde aquí pasaremos por Anna, Chella, Bolbaite y Navarrés y Quesa.

Dejaremos atrás la población de Quesa y a partir de aquí nos quedará un tramo de 8Km repleto de curvas por una carreterita de montaña que nos llevará hasta el Ára Recreativa de los Charcos de Quesa.

Justo al finalizar la bajada, cuando el asfalto deja lugar a una pista de tierra (que se transita perfectamente en coche) hay un indicador que nos señala el Charco de la Horteta, podemos aparcar aquí (hay zona de parking) y comenzar la ruta o seguir hasta casi el Charco de las Fuentes en coche como hicimos nosotros y aparcar allí en otra zona habilitada para tal efecto (en este caso visitaremos el Charco de la Horteta en último lugar).

Punto de inicio de la ruta de los Charcos de Quesa

Punto de inicio de la ruta de los Charcos de Quesa

Coordenadas Google

39.08973263516822
-0.7830663178804809

 

LA RUTA

TRAMO I: LOS CHARCOS (600m de longitud aprox)

Comenzamos desde el punto indicado, aparcando junto a una pequeña “rotonda natural” y comenzamos a caminar.

Inmediatamente una rampa de madera nos da acceso a la primera de las pozas que visitaremos, el Charco de las Fuentes.

Charco de las Fuentes de Quesa

Charco de las Fuentes de Quesa

Previamente vemos un amplio charco de poca profundidad en el que está permitido el baño canino (aquí los perretes se lo tienen que pasar de miedo).

Como os contábamos tenemos frente a nosotros el Charco de las Fuentes, es realmente bonito. Es una gran poza encajada entre paredes de roca que nos permite a modo de grada como el rio asciende por el lecho rocoso frente a nosotros.

A su derecha, por donde transcurre el camino vemos una fuente que rebosa agua (de ahí bien el nombre del charco de las fuentes).

Caminamos por el sendero bordeando la poza y mediante una pasarela con barandilla accedemos al siguiente piso de “la grada” de roca, donde encontramos la segunda poza del día: “La Cacerola”.

Vista de los charcos desde el charco de la Bañera

Vista de los charcos desde el charco de la Bañera

Es una poza de menores dimensiones pero igual de bonita, encajada en la roca, con forma circular y con agua cristalina.

Caminamos unos metros ascendiendo por el lecho rocoso y llegamos a la tercera poza: “La Bañera”, esta es más pequeña pero igual de bonita que las anteriores.

Si miramos tras nosotros la sucesión de las 3 pozas encajadas en el valle de roca conforman un paisaje realmente bonito.

Seguimos caminando por el sendero y tras atravesar una explanada cubierta por cantos rodados llegamos a la cuarta de las pozas: el charco del Chorro.

Charco del Chorro

Charco del Chorro

Es un charco realmente bonito y totalmente diferente a los otros 3 ya que se forma por una pequeña cascada que cae desde varios metros de altura.

Si os fijáis veréis que tras la cascada se conforma un abrigo al que podemos acceder por el lateral derecho de la cascada y verla desde atrás.

Para seguir camino localizaremos el sendero a nuestra derecha que con una pendiente considerable ira salvando el desnivel hasta llevarnos al a parte superior de la cascada que conforma el charcho.

Disfrutamos de las vistas y seguimos ruta.

 TRAMO II: EL CAUCE DEL RIO GRANDE (5 Km de longitud aprox)

 

Ahora comenzaremos a caminar por dentro del cauce del Rio Grande.

A menos que haya habido fuertes lluvias los días previos no nos mojarnos los pies, ya que el cauce es bastante ancho y aunque iremos muy cerca del agua, a veces dando pequeños saltos para evitarla siempre tendremos un camino por el que pasar.

Camino por el cauce el Rio Grande

Camino por el cauce el Rio Grande

Habrá momentos en los que caminaremos sobre lecho rocoso, otros por un sendero, otros por una superficie cubierta de cantos rodados…

Pasaremos junto a pequeñas pozas, no tan espectaculares como las que vimos al inicio de la ruta pero siempre bonitas y transparentes.

Pequeñas pozas que encontramos durante el trayecto

Pequeñas pozas que encontramos durante el trayecto

Aquí las protagonistas, más que las pequeñas pozas o el riachuelo son las paredes que nos rodean conformando formas espectaculares y de una altura considerable.

Aproximadamente en el Km 1,8 de ruta cruzaremos el rio para visitar la Fuente del Piojo, una pequeñita pero bonita fuente cuya surgencia de agua se encamina con unas tejas.

La Fuente del Piojo

La Fuente del Piojo

Seguiremos caminando hasta que finalmente a nuestra derecha vemos el enlace con el sendero PRCV-203.

Caminando por el cauce del Rio Grande

Caminando por el cauce del Rio Grande

TRAMO III: ABRIGO DE VORO (600M de longitud aprox)

Tomamos el sendero PRCV-203 dejando el rio a nuestros pies y comenzando a ascender por una buena pendiente dibujando una curva tras otra hasta que frente a nosotros vemos un abrigo de roca protegido por una valla metálica.

Estamos en el Abrigo de Voro. En su interior se puede ver un conjunto de pinturas rupestres declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, entre ellas destacan cuatro arqueros representando una danza que podemos ver mucho más claramente en el cartel informativo que hay junto al abrigo.

Abrigo del Voro - foto de R.Salcedo

Abrigo de Voro – foto de R.Salcedo

Desde el abrigo seguimos camino, en nuestro caso nos costó un poquito localizar la senda ya que la caída de varios árboles nos impedían ver bien por donde transcurría.

Finalmente vimos que hay que superar una roca en la que se han “tallado” pequeños apoyos para facilitar subir por ella y seguimos ascendiendo hacia el Collado de los Verdines hasta llegar a una pista de tierra ancha.

TRAMO IV: El regreso (9Km longitud aprox)

Esta es sin duda la parte menos atractiva de la ruta. Al llegar a la pista ancha (Camí del planil) comenzaremos a caminar por ella, primero en una buena subida durante los primeros 2,5 Km para luego ir llaneando un par de kilómetros más  y finalmente comenzar a descender durante casi otros 5.

Aunque este tramos es más aburrido no por ello es feo ni mucho menos. El entorno siempre es muy agradable y desde algunos puntos disfrutaremos de buenas vistas desde la altura y siempre estaremos rodeados de bosques de pino.

En un tramo “cortaremos” la pista recorriendo un par de centenares de metros por sendero que finalmente desemboca en un camino asfaltado.

Aproximadamente en el Km 14 de ruta en un cruce con otra carretera vemos un indicador a “Los charcos” es justo la carreterita por la que vinimos.

Desde aquí solo nos queda bajar hasta el punto de inicio.

 

EL REGALO FINAL: El Charco de la Horteta

Al finalizar la bajada prestamos atención a unos indicadores y a un panel informativo que no vimos al llegar (por aquí pasamos previamente en coche) que nos informan de que “ahí abajo” está el Charco de la Horteta.

Caminamos unos metros por el sendero y ¡Ooooh!, menuda maravilla hay ahí abajo.

Vemos una enorme poza que es alimentada por el agua que se desliza por la roca a modo de “tobogán”.

Charco de la Horteta

Charco de la Horteta

Caminamos con cuidado y vemos como se ha equipado la pared de roca con una cadena y unas agarraderas de metal para poder bajar hasta la base del charco.

Por supuesto bajamos para disfrutar de la fantástica poza.

Allí vemos que se inicia también una vía ferrata llamada “Vía Ferrata de los Fresnos”.

Tomamos unas fotos, volvemos a ascender al camino principal y unos minutos más tarde llegamos al punto de origen y fin de la ruta.

Una ruta totalmente recomendable.

DESCARGA EL TRACK EN GPX: charcos-de-quesa-abrigo-voro

VÍDEO DE LA RUTA

FOTOS DE LA RUTA

Compartelo si te ha gustado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal

Síguenos

¡Ayúdanos a mantener la web!

¿Te han gustado nuestras rutas?

¿Te han servido para pasar un buen día?

Venga, estirate, haznos un pequeño donativo de la cantidad que quieras y ayúdanos a seguir manteniento la web. ¡GRACIAS!

Nuestas camisetas!

Camisetas ciclismo y senderismo

FICHA DE LA RUTA



Distancia: 15,7 km
Desnivel: 600 m
Dificultad física: Media
Dificultad técnica: Fácil/Media
Tiempo aproximado: 3,5 a 4 horas (sin baño)

Mira!

No te pierdas…